Logo
Search
Close this search box.

ORGANIZACIONES ECLESIALES DE LAS AMÉRICAS SE PREPARAN PARA CELEBRAR EL 27M DÍA MUNDIAL DE LA ESPERANZA.

(REVISTA MENSJAE, 22 de marzo de 2023)

Iniciativa del Instituto para el Diálogo Global y la Cultura del Encuentro, el Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño y el Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede.

ESTE 27 DE MARZO ORGANIZACIONES ECLESIALES de las Américas se preparan para conmemorar por segundo año consecutivo el Día Mundial de la Esperanza, iniciativa del Instituto para el Diálogo Global y la Cultura del Encuentro, el Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño (CELAM) y el Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede.

Junto con estos entes, se sumaron la Conferencia Eclesial de la Amazonía (CEAMA), la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosas y Religiosos (CLAR), la Confederación Interamericana de Educación Católica (CIEC), la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) y Cáritas América Latina y el Caribe.

“El 27Mesperanza es una invitación abierta a todas las personas a recorrer juntos, más allá de las diferencias, un camino de construcción de acciones concretas en distintas áreas temáticas en un mundo que necesita esperanza”, han explicado sus organizadores.

Por ende, se trata de “un recorrido en el que podamos abordar juntos dando lugar a todas las voces cómo trabajar mejor para que todas las personas podamos florecer y vivir dignamente”.

¿POR QUÉ UN DÍA MUNDIAL DE LA ESPERANZA?

Cabe recordar que el 27 de marzo de 2020, el Papa Francisco daba la bendición “Urbi et Orbi” (a la ciudad y al mundo) en una vacía plaza de San Pedro, momento cuando nos interpeló: “‘¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?’. Señor, esta tarde tu Palabra nos interpela, se dirige a todos. En nuestro mundo, que Tú amas más que nosotros, hemos avanzado rápidamente, sintiéndonos fuertes y capaces de todo”.

El Santo Padre señaló nuestras fragilidades causadas por la declaratoria de pandemia en el mundo que “deja al descubierto esas falsas y superfluas seguridades con las que habíamos construido nuestras agendas, nuestros proyectos, rutinas y prioridades”.

“Nos muestra cómo habíamos dejado dormido y abandonado lo que alimenta, sostiene y da fuerza a nuestra vida y a nuestra comunidad. La tempestad pone al descubierto todos los intentos de encajonar y olvidar lo que nutrió el alma de nuestros pueblos”, sentenció.

Al tiempo que advirtió de “todas esas tentativas de anestesiar con aparentes rutinas ‘salvadoras’, incapaces de apelar a nuestras raíces y evocar la memoria de nuestros ancianos, privándonos así de la inmunidad necesaria para hacerle frente a la adversidad”.

Por todo esto, y en medio de aquella oscura noche, en las palabras del Papa encontramos también visos de esperanza, que “es la más fuerte de las virtudes” y “es el estímulo y la motivación sobre la que podemos establecer las bases de la construcción de un futuro. Cuando todo es incierto nos aferramos a la esperanza porque es activa y da las fuerzas para seguir luchando por lo que en verdad se quiere”.

¿CÓMO PARTICIPAR?

Este 27 de marzo las organizaciones convocantes invitan a todo el pueblo de Dios a participar activamente por las redes sociales y responder la siguiente pregunta: ¿Qué es la esperanza para ti? Para ello podrán contar ejemplos de esperanza, así como ejemplos que muestren por qué necesitamos esperanza.

Los mensajes, que pueden incluir imágenes, serán entregados al Papa Francisco en una publicación.

Los mensajes pueden dejarse en: https://diamundialdelaesperanza.org/, donde cada mensaje aparecerá geolocalizado y el espacio permanecerá abierto para sumar mensajes hasta el 27 de abril de 2023. El sitio se encuentra disponible en español, portugués e inglés.

Tomado de Revista Mensaje

Compartir

Suscríbete a nuestro boletín