Logo
Search
Close this search box.

REPAM y CEAMA buscan espacios de articulación en favor de los pueblos de la Amazonía.

Las urgencias que desde la REPAM se destacan es, en primer lugar, la defensa de los derechos humanos de los pueblos amazónicos, una necesidad cada vez más urgente y que causa mayor preocupación ante las amenazas que sufren, y junto con ello la Promoción de la justicia socioambiental y el buen vivir.

En la reunión conjunta entre la REPAM y la CEAMA fueron presentados los caminos, estructuras y funcionamiento de ambos organismos, así como de la Red de Educación Intercultural Bilingüe Amazónica (REIBA) y del Programa Universitario Amazónico (PUAM).

Ayudar a los pueblos a articular su resistencia y existencia en una discusión de las pautas amazónicas y de incidencia, para que la garantía de los derechos territoriales y de los pueblos puedan ser garantizados por los gobiernos.

Derecho a la tierra y autodeterminación de las comunidades, su libertad de decir no a los grandes proyectos y posibilidad de instaurar nuevos modelos de economía, como es la Economía de Francisco y Clara.

La Red Eclesial Panamazónica (REPAM) y la Conferencia Eclesial de la Amazonía (CEAMA) están reunidas en Puerto Maldonado, la ciudad de la Amazonía peruana visitada por el Papa Francisco en enero de 2018, donde podemos decir que se dio el puntapié inicial al Sínodo para la Amazonía. Reuniones de cada uno de los organismos, pero también encuentros conjuntos marcan el intenso programa.

Derechos humanos y justicia socioambiental

Por parte de la REPAM la reunión ha querido ser un momento para que cada uno de los países comparta el trabajo que se está llevando a cabo a partir de la articulación en cada REPAM Nacional y desde ahí ver cómo se puede avanzar en la dimensión panamazónica de la Red. Las urgencias que desde la REPAM se destacan es, en primer lugar, la defensa de los derechos humanos de los pueblos amazónicos, una necesidad cada vez más urgente y que causa mayor preocupación ante las amenazas que sufren, y junto con ello la Promoción de la justicia socioambiental y el buen vivir. También algunas articulaciones panamazónicas como el FOSPA 2024, la COP 16 de Biodiversidad y la COP 30, cómo avanzar en la comunicación y la celebración de los 10 años de la REPAM.

En la reunión conjunta entre la REPAM y la CEAMA fueron presentados los caminos, estructuras y funcionamiento de ambos organismos, así como de la Red de Educación Intercultural Bilingüe Amazónica (REIBA) y del Programa Universitario Amazónico (PUAM), lo que dio paso a diálogos abiertos y reflexiones y a la búsqueda de espacios comunes de articulación entre REPAM y CEAMA. La celebración de los 10 años de la REPAM, la comunicación articulada entre ambos organismos, la visita de las presidencias a Roma, la COP 30 y espacios de incidencia, la Asamblea de la CEAMA, que será realizada en Manaos el próximo mes de agosto, y las propuestas y horizontes comunes, fueron temas abordados en el encuentro conjunto de REPAM y CEAMA.

10 años de la REPAM

Según el secretario ejecutivo de la REPAM, el Hno. João Gutemberg Sampaio, el encuentro ha querido ayudar a poner em práctica las decisiones del Comité Ampliado realizado en 2023 en Florencia (Colombia), destacando igualmente la importancia del encuentro como expresión de sinodalidad, de caminar juntos. Después de 10 años de experiencia, éstas necesitan ser estructuradas, destacó el religioso, en busca de un futuro más organizado de una estructura que no es jurídica y sí pastoral. A lo largo de este tiempo se ha sedimentado la conciencia panamazónica de la Red, insistió su secretario ejecutivo, pensado la Amazonía en su conjunto.

Desde el Eje de Justicia Socioambiental y Buen Vivir, su coordinadora Doris Vasconcellos, que participa del encuentro, se quiere pensar en un plano estratégico para el fortalecimiento de las experiencias de agroecología, economía solidaria y experiencias de Buen Vivir dentro de la Amazonía, fortaleciendo así los territorios desde las REPAM Nacional, en busca de un plano pedagógico que sea trabajado en las escuelas e posibilite aprendizajes sobre el cuidado de la casa común, del Buen Vivir, fortaleciendo la economía agroforestal en el territorio amazónico para que así todos los pueblos tengan la posibilidad de empoderamiento económico desde el equilibrio de la naturaleza y un proceso amazónico de Buen Vivir, para que no se tengan que exponerse a proyectos que impactan la vida de los pueblos.

Articulación a nivel social y eclesial

Con relación a la articulación Doris Vasconcellos destaco que la REPAM ha acompañado desde 2020 un proceso de articulación y movilización junto a los pueblos y movimientos sociales y populares de la Panamazonía con el objetivo de reunir esos organismos, movimientos, organizaciones indígenas, comunidades tradicionales para pensar cómo ayudar a los pueblos a articular su resistencia y existencia en una discusión de las pautas amazónicas y de incidencia, para que la garantía de los derechos territoriales y de los pueblos puedan ser garantizados por los gobiernos. Para ello, las Asambleas por la Amazonía han abordado los impactos que sufren los pueblos amazónicos, en un encuentro de saberes entre los pueblos y los científicos y analistas políticos en vista de la situación ambiental de la región.

Esto ha dado paso a una discusión sobre diversos temas, elaboración de documentos y propuestas a ser asumidas por los gobiernos de la región, insistiendo en la participación social en las discusiones y diálogos amazónicos y de crear mecanismos para ello. El objetivo es poder incidir en la COP30 que será realizada en Belém, Amazonía brasileña. Eso porque la REPAM cree que, al servicio de la vida, articulando, movilizando esos pueblos se puede garantizar que sus derechos sean oficializados, legalizados, dentro de las acciones gubernamentales en vista de respetar los derechos de los pueblos en los nueve países de la Panamazonía.

Una respuesta a la crisis desde los territorios

Ante la grave crisis socioambiental y climática que vivimos, Dario Bossi señala que “la REPAM cree que la respuesta y la alternativa nace de los territorios, aunque necesita ser fortalecida a partir de la organización popular y también de la incidencia política nacional e internacional”, lo que ha llevado a participar como REPAM en diversos eventos a nivel panamazónico, algo que quieren continuar realizando para “fortalecer las reivindicaciones y la voz de los pueblos para cambiar la historia del clima”, como será el 11º FOSPA que será realizado en Bolivia el próximo mes de junio, y la COP30, queriendo en este tiempo “amplificar la Amazonía y mostrar al mundo que las experiencias concretas de los pueblos que tienen libertad de instaurar sus planos de vida en los territorios son la mejor propuesta para un equilibrio climático”.

Para ello insiste en el derecho a la tierra y autodeterminación de las comunidades, su libertad de decir no a los grandes proyectos y posibilidad de instaurar nuevos modelos de economía, como es la Economía de Francisco y Clara. Igualmente aboga por el reconocimiento de los pueblos indígenas, de los afrodescendientes y comunidades tradicionales, con nuevas relaciones entre la ciudad y el campo que evite el éxodo urbano. Algo que Bossi considera soluciones que ya están e curso y necesitan ser empoderadas por una política con visión a largo plazo, y que ve como respuesta más concreta a la crisis ambiental.

Tomado de RELIGIÓN DIGITAL

Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Últmos Articulos