Logo
Search
Close this search box.

EL PAPA CLAUSURA LA JMJ LISBOA 2023 CON UNA ENCOMIENDA: “MANTÉNGANSE EN LA OLA DEL AMOR”

Ha culminado la Jornada Mundial de la Juventud en Lisboa con el encuentro del Papa con los voluntarios en el Paseo Marítimo de Argés. Chiara (Alemania, 18 años), Filipe (Portugal 33 años) y Francisco (Portugal, 24 años) agradecieron al Santo Padre su visita al país, a lo cual correspondió a cada uno con una palabra de aliento.

Francisco ha reiterado su “muito obrigado” tanto al patriarca de Lisboa, el cardenal Manuel Clemente como “a todos ustedes por haber trabajado tanto que también hicieron de estos días inolvidables”.

Un trabajo que se hizo “durante meses discretamente, sin ruido, ni protagonismos para que todos pudiéramos estar aquí cantando juntos Jesús vive”. Un servicio similar al de muchas figuras bíblicas en la historia de la salvación: María, Zaqueo, las mujeres y discípulos en la tumba.

Por eso, “quien ama no se queda de brazos cruzados, quien ama sirve y quien ama corre a servir, corre a entregarse en el servicio de los demás y ustedes corrieron, corrieron bastante en estos meses”.

Encuentro con Jesús

El Papa hizo eco de las palabras de Chiara, Felipe y Francisco. A la joven alemana le expresó que “cuando la jornada se organiza en torno a la oración y la Eucaristía, después de trabajar arduamente y luego encontrarse en silencio, para la adoración ante el Señor, descubrimos que está cerca nuestro, que su amor es más puro que cualquier otro”.

Sobre Francisco – su tocayo – destacó que él encontró algo que necesitaba y que ni siquiera buscaba, por eso, “entendiste que no te podías dejar encarcelar por el caos, por las camas deshechas del pasado y vivir con el corazón atormentado por los sentimientos de imperfección, si no que con la ayuda de Jesús y los hermanos se te daba la oportunidad de reordenar la habitación de tu vida”.

En cuanto a Felipe, ha mencionado que vivió muchas experiencias, entre estas, su encuentro personal con Jesús: “Es un camino al que se llega en compañía, gracias a la ayuda de los demás es más fácil encontrar a Jesús”.

“Los tres nos hablaron de un encuentro especial con Jesús, nos han recordado que el encuentro más hermoso, el motor de todos los demás, que nos hace caminar en serio, que lleva adelante la vida, es con Jesús”, agregó.

Surfistas del amor

Al finalizar, ha dejado una hermosa alegoría a partir de la costa de Nazaret, al norte de Lisboa, lugar turístico de surfeo. Allí se pueden ver olas de hasta 30 metros de altura. Por ello, así como los surfistas “ustedes también han afrontado una verdadera ola, no de agua, sino de jóvenes”.

“Jóvenes como ustedes han inundado esta ciudad, pero con la ayuda de Dios con mucha generosidad y apoyándose mutuamente ustedes han desafiado la gran ola”, dijo.

Por tanto, ha encomendado a los jóvenes de la JMJ: “Sigan así sigan manteniéndose en las olas de la caridad, sean surfistas del amor, eso es como una tarea que le encomiendo en este momento, que el servicio que han hecho a esta JMJ sea la primera de muchas olas de bien y cada vez sean llevados más alto, más cerca de Dios”.

Tomado de CELAM

Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Últmos Articulos