Logo
Search
Close this search box.

El Papa ya lo dijo en 2020: “Rezar no es algo externo a nosotros sino el misterio más íntimo”

En este Año de la Oración en el que nos encontramos, en Vatican News echamos la mirada hacia atrás para detenernos en el ciclo de catequesis del año 2020 en el que el Papa Francisco dedicó 38 catequesis a la oración. En este ciclo, el Pontífice nos regaló frases muy útiles para prepararnos este año para el Jubileo 2025.

El Papa Francisco está en pausa estiva, como todos los años, en el mes de julio el Pontífice suspende sus Audiencias Generales de los miércoles y reduce los compromisos de su agenda, pero el año de la oración en el que nos encontramos en preparación al Jubileo de 2025 no conoce pausas y en este mes también estamos invitados a rezar. Pueden ayudarnos a continuar esta preparación espiritual las catequesis del Papa del 2020, pues Francisco dedicó un ciclo de catequesis a la oración.

Francisco, en plena pandemia y desde su Biblioteca Privada del Palacio Apostólico nos recuerda que la oración pertenece a todos, a los hombres de todas las religiones, e incluso a los que no profesan ninguna: “La oración pertenece a todos, “a los hombres de todas las religiones, y probablemente también a los que no profesan ninguna”, pues surge en el secreto de nosotros mismos, en ese lugar interior que los autores espirituales a menudo llaman el ‘corazón’”. Para el Papa, rezar no es algo externo ni marginal a nosotros, sino que es el misterio más íntimo de nosotros mismos en el que buscamos un ‘Tú’, que es Dios”: “La oración del cristiano surge de la revelación de ese ‘Tú’, con mayúscula, que se ha manifestado y ha venido a nuestro encuentro, dándonos confianza y revelándonos a Dios como un Padre bueno, que nos ama y nos comprende, que no nos considera siervos, sino amigos e hijos suyos”.

Francisco también nos recuerda que, en la oración del Padre Nuestro, “Jesús nos enseñó a pedir a Dios todo lo que necesitamos”: “No importa si nos sentimos culpables en nuestra relación con Él, si no hemos sido amigos fieles, ni hijos agradecidos; Dios continúa amándonos, porque Él siempre es fiel”.

Tomado de VATICAN NEWS

Compartir

Suscríbete a nuestro boletín