Logo
Search
Close this search box.

Francisco: “Es muy triste cuando encuentras sacerdotes que son funcionarios”

El papa Francisco ha recibido hoy, lunes, a los seminaristas de la diócesis de Calabria. A estos jóvenes, llegados desde el sur de Italia, el Pontífice les ha hecho la pregunta que hizo Jesús a dos discípulos cuando se da cuenta de que han comenzado a seguirle: “¿Qué buscáis?”.

“¿Qué estáis buscando? ¿Cuál es el deseo que te impulsa a salir al encuentro del Señor ya seguirlo por el camino del sacerdocio? ¿Qué buscáis en Seminario? ¿Y qué buscáis en el sacerdocio?”, ha cuestionado el Papa. “Tenemos que preguntarnos esto, porque a veces sucede que ‘detrás de las apariencias de religiosidad e incluso de amor a la Iglesia’, en realidad buscamos ‘la gloria humana y el bienestar personal’”, ha dicho.

“Es muy triste cuando encuentras sacerdotes que son funcionarios, que han olvidado que son pastores del pueblo y se han convertido en clérigos del estado”, ha continuado Francisco. “El Seminario es el tiempo para ser sinceros con nosotros mismos, dejando caer las máscaras, los trucos, las apariencias. Y en este proceso de discernimiento, dejad que obre con vosotros el Señor, que os hará pastores según su corazón. Porque lo contrario es disfrazarse, maquillarse, aparentar”, ha aseverado el Papa.

Pregunta a los obispos

Sin embargo, el Pontífice también ha dirigido esta pregunta de Jesús a los obispos: “¿qué buscáis? ¿Qué quieres para el futuro de tu tierra, con qué Iglesia sueñas? ¿Y qué tipo de sacerdote imaginas para tu pueblo?”. Y es que, tal como ha señalado el Papa, ellos son “los responsables de la formación de estos jóvenes”.

“Este discernimiento” ha concluido Francisco, “es hoy más necesario que nunca, porque en el tiempo en que ha decaído cierto cristianismo del pasado, se ha abierto ante nosotros una nueva temporada eclesial, que ha requerido y requiere una reflexión también sobre la figura y el ministerio del sacerdote”. “Ya no podemos pensar en él como un pastor solitario, encerrado en el recinto parroquial o en grupos cerrados de pastores; es necesario unir esfuerzos y compartir ideas, corazones, para afrontar algunos desafíos pastorales que ahora son transversales a todas las Iglesias diocesanas de una Región”, ha aseverado.

Tomado de VIDA NUEVA DIGITAL

Compartir

Suscríbete a nuestro boletín