Logo
Search
Close this search box.

Parolin redescubre el magisterio de Juan Pablo I

El cardenal secretario de Estado presentó un libro en Venecia con material de archivo del Papa de la sonrisa.

El secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, ha presentado en la Universidad Ca’ Foscari de Venecia un estudio sobre el magisterio de Juan Pablo I, coordinado por Stefania Falasca y Flavia Tudini y que cuenta con la colaboración con el Departamento de Teología Dogmática de la Pontificia Universidad Gregoriana. Un pontífice, destacó que contribuyó a la búsqueda de la paz a lo largo de los 34 días de su ministerio papal. La obra, impulsada por la fundación vaticana que lleva el nombre del Papa de la sonrisa, rescata material de archivo del pontificado.

Fraternidad y reconciliación

Parolin destacó, citando palabras del papa Francisco, que “Luciani pudo dirigir una mirada profética sobre las heridas y los males del mundo, mostrando hasta qué punto la paz es querida en el corazón de la Iglesia”. Para el cardenal, junto al compromiso ecuménico e interreligioso, el discurso programático del Juan Pablo I se basó en la tarea de fomentar la reconciliación y la fraternidad entre los pueblos, llamando a la colaboración para “proteger y acrecentar la paz en este mundo convulso” y frenar la “violencia ciega que sólo destruye y siembra ruina y luto”, señaló el Secretario según recoge L’Osservatore Romano.

Para el Secretario de Estado destaca especialmente su actividad de promoción de la paz, llegando a mediar en una disputa fronteriza entre Argentina y Chile o apoyando las conversaciones de Camp David de Jimmy Carter sobre el conflicto entre Israel y Palestina. “No tenemos soluciones milagrosas para los grandes problemas mundiales. Sin embargo, podemos aportar algo verdaderamente precioso: un espíritu que ayude a desentrañar estos problemas y a situarlos en su dimensión esencial, la de la caridad universal y la apertura a los valores trascendentes…” son palabras del papa Luciani en una audiencia rescatadas por Parolin. Un Papa que reclamaba que “la Iglesia, humilde mensajera del Evangelio a todos los pueblos de la tierra, pueda contribuir a crear un clima de justicia, fraternidad, solidaridad y esperanza sin el cual el mundo no puede vivir”.

Tomado de Vida Nueva Digital

Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Últmos Articulos