Logo
Search
Close this search box.

GÄNSWEIN CONFIESA QUE CONVENCIÓ A BENEDICTO XVI PARA PODER PUBLICAR SUS ‘MEMORIAS’.

Gänswein confiesa que convenció a Benedicto XVI para poder publicar sus 'memorias'

"Después de su muerte, aparecerán publicaciones que probablemente afirmarán todo tipo de cosas. Por eso, creo que es importante que alce mi voz, que pueda informar y corregir de cerca"
"Le vi sufrir como nunca, porque le habían acusado de algo que no era cierto"
Dos meses después de su muerte, su secretario personal confesó sentir "un gran vacío", aunque también aseguro que "estoy en paz. Acompañé al Papa Benedicto hasta las puertas del cielo. Espero que Pedro se las haya abierto".
"Después de su muerte, aparecerán publicaciones que probablemente afirmarán todo tipo de cosas. Por eso, creo que es importante que alce mi voz, que pueda informar y corregir de cerca". El secretario de Benedicto XVI y actual albacea del Papa emérito, Georg Gänswein, confesó que habló con Ratzinger, antes de morir, de la necesidad de publicar un escrito de parte para contar 'Nada más que la verdad'. El libro saldrá a la venta en España el 22 de marzo, editado por Desclée, pero ya puedes conseguirlo en preventa en la TiendaRD.

Gänswein, quien el pasado sábado se reunió con Francisco, y que sigue sin función específica en el Vaticano (“Estoy a la espera de destino”, confesó), presentó este martes el volumen en Alemania. En una entrevista con Bild, el prelado confesó que había mantenido esta conversación con el emérito en octubre, dos meses antes de su fallecimiento, y que fue Ratzinger quien le preguntó por qué quería escribir este libro, en el que se muestra una profunda división entre ambos pontífices, que ninguno de los dos manifestó jamás a lo largo de casi una década de convivencia.

El punto de inflexión, confiesa Gänswein, fueron las acusaciones de encubrimiento formuladas contra Ratzinger por su actuación durante su etapa como arzobispo de Münich. “Le vi sufrir como nunca, porque le habían acusado de algo que no era cierto”. No sólo por la acusación en sí, sino por dejarle como un mentiroso por culpa de lo que él denomina un error. “Cualquiera que conozca mínimamente al Papa Benedicto y la sinceridad de su persona puede imaginar cómo eso le sacudió hasta lo más profundo”, destacó su secretario.

“La persona que lo había editado se equivocó ahí, mezcló dos reuniones”, apuntó Gänswein, quien insistió en que Benedicto XVI quiso “corregirlo públicamente de inmediato”. Sin embargo, la corrección “pasó completamente desapercibida”.

“Yo mismo trituré los documentos”

El secretario papal aseguró haber destruido todas las cartas privadas de Benedixto XVI tras su muerte, como ordenaba su testamento. “Yo mismo trituré los documentos”. En cuanto al resto, la mayor parte de su biblioteca fue a parar al Instituto Benedicto XVI de Ratisbona, mientras que la correspondencia con Juan Pablo II, por ejemplo, permanece en el Vaticano. Una selección de textos, como anunció en exclusiva RD, saldrán a la venta a finales de mayo, publicadas en castellano por La Esfera de los Libros.

Dos meses después de su muerte, su secretario personal confesó sentir “un gran vacío”, aunque también aseguro que “estoy en paz. Acompañé al Papa Benedicto hasta las puertas del cielo. Espero que Pedro se las haya abierto”. 

Gänswein también habló de su nueva residencia, un apartamento de 300 metros cuadrados muy cerca de la Casa Santa Marta, confesando que Benedicto le regaló un sagrario para el piso, “además de algunos recuerdos, por ejemplo una figura de madera del padre de la Iglesia Agustín, que fue su primer gran maestro, ésta está ahora en mi capilla”. Además, hay una “cruz de madera muy hermosa” que el propio Benedicto recibió hace décadas.

Tomado de Religión Digital
Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Últmos Articulos