Logo
Search
Close this search box.

PARA COMPARTIR CON NUESTRA COMUNIDAD

  • Pedro declara ante todo Jerusalén que Jesús a quien ellos crucificaron “Dios lo ha constituido Señor y Mesías”. Jesús es “el Señor” esta es la fórmula original de la fe Cristiana. Pero, esta fórmula es la que la Iglesia anuncia y con la acción del Espíritu Santo
  •  a de realizarse positiva y plenamente en cada creyente. Es decir, vivir bajo el Señorío de Cristo, que no es otra cosa que vivir a la escucha de la Palabra divina y ponerla por obra (Hch 2, 14ª.36-41).
  • Pedro llama a Jesús Pastor y Guardián de las almas de todos aquellos que creemos en Él. Por tanto, para que esto sea verdad en nosotros: debemos dirigir a Él nuestra inteligencia, para conocerlo más; guardar en nuestra memoria sus enseñanzas y recordar permanentemente sus promesas; querer siempre lo que Él quiere y no querer lo que Él no quiere (1P 2,20b-25).
  • Jesús es la única puerta por la que el hombre encuentra con seguridad la salvación. Y es una puerta que permanece siempre abierta. Es la puerta por donde deben entrar todos los que son llamados a pastorear el rebaño de Dios. Es decir, el conocimiento, la fe y el amor a Cristo es lo que, ante todo, capacita a un hombre para ser Pastor (Jn 10,1-10).
  • El momento y el lugar donde propiamente sentimos con mayor intensidad el pastoreo de Jesús es la Eucaristía. Pues allí, el Buen Pastor nos conduce a través de su Palabra y nos alimenta con su Cuerpo y Sangre.
  • CEC 754, 764, 2665: Cristo, pastor de las ovejas y puerta del redil CEC 553, 857, 861, 881, 896, 1558, 1561, 1568, 1574: el Papa y los obispos como pastores CEC 874, 1120, 1465, 1536, 1548-1551, 1564, 2179, 2686: los sacerdotes como pastores CEC 14, 189, 1064, 1226, 1236, 1253-1255, 1427-1429: conversión, fe y Bautismo CEC 618, 2447: Cristo, un ejemplo para soportar con paciencia.
Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Últmos Articulos