Logo
Search
Close this search box.

PARA COMPARTIR CON NUESTRA COMUNIDAD – Clero Hoy 574

  • El autor sagrado describe el ideal de la mujer casada. Una mujer fiel, trabajadora y diligente, compasiva y generosa con los necesitados. Una mujer que vive no según los parámetros del siglo y las conveniencias sociales, sino según la verdad que encuentra en la ley de Dios. En síntesis, una mujer que es realmente una ayuda para el hombre en el orden espiritual y material (Pr 31,10-13.19-20.30-31).
  • Los cristianos nunca pueden perder de vista que su condición en este mundo es de espera. Esperamos la segunda venida del Señor, pero será una venida que implica un juicio del cual nadie se puede evadir y una retribución; por lo que nos conviene estar siempre preparados, pues no sabemos el día ni la hora. Los que viven bajo la luz de las enseñanzas divinas estarán siempre preparados para ese día (1Ts 5,1-6).
  • Todos los bautizados recibimos dones de Dios y tenemos la responsabilidad de hacerlos fructificar para crecimiento del Reino. Los dones de Dios son sobre todo para ser testigos, por ello, debemos estar alertas para dar testimonio en todo tiempo y lugar, guardándonos del temor al qué dirán, a la desidia o la banalización de la propia vida que harían que los dones de Dios quedarán inactivos en nosotros y, por tanto, inútiles para su plan salvífico. Lo cual, como dice el Señor a través de la parábola, tiene sus consecuencias definitivas para la propia vida (Mt 25,14-30).
  • En cada eucaristía, después de las palabras de la consagración, todos repetimos las siguientes palabras: “anunciamos tu muerte proclamamos tu resurrección, Ven Señor Jesús”. La eucaristía, por tanto, sostiene y aumenta la tensión de nuestra espera del Señor, no ayuda a mantener la conciencia de lo que realmente debemos desear y nos impulsa a aprovechar los dones de Dios en bien de nuestros hermanos.
  • CEC 2006-2011: nuestro mérito por las obras buenas proviene de la gracia de Dios; CEC 1038-1041: el Juicio final pondrá en evidencia nuestro mérito; CEC 1048-1050: ser laboriosos en espera del retorno del Señor; CEC 1936-1937: la diversidad de los talentos; CEC 2331, 2334: la dignidad de la mujer; CEC 1603-1605: el matrimonio en el orden de la creación.
Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Últmos Articulos