Logo
Search
Close this search box.

Pastoral familiar de Antillas llega dispuesta “a escuchar y dialogar” con sus pares de América Latina en el encuentro continental organizado por el Celam

Raymond George Syms y Tricia Syms es el matrimonio referente de la Iglesia de las Antillas, que participa desde este 2 de octubre en el Encuentro latinoamericano y caribeño de la Pastoral familiar, organizado por el Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño (Celam). Tienen 23 años de casados y dos hijos.

Viven en Trinidad y Tobago y han estado vinculados con la Pastoral familiar desde 2007, “cuando el entonces P. Robert Llanos nos invitó a ser uno de los matrimonios de la Comisión”, han dicho a ADN Celam.

Desde 2009, Tricia trabaja a tiempo completo en la Comisión arquidiocesana de vida familiar de la arquidiócesis de Puerto España, mientras que Raymond es el editor de Catholic News, una publicación de la arquidiócesis con 131 años de antigüedad. “Desde 2016 somos la Pareja Delegada Episcopal de la Comisión Arquidiocesana de Vida Familiar”, acotaron.

Este Encuentro latinoamericano coincide con la apertura del Sínodo 2021-2024 en Roma, por eso, en sintonía con la Iglesia universal aspiran a que los trabajos en Bogotá “puedan conducir a iniciativas simples e implementables en toda la Conferencia Episcopal de las Antillas”, que consta de 19 diócesis y 2 misiones independientes, por supuesto, estrechar lazos con el Celam.

Con la gracia de Dios

Además de los esposos Syms, la delegación antillana está conformada por monseñor Robert Llanos, obispo de la Diócesis de St John’s-Basseterre, quien preside la Comisión de Laicos y Vida Familiar del Episcopado de Antillas.

“Esperamos escuchar, aprender y discernir con nuestros homólogos de la Iglesia en América Latina”, acotaron.

Sobre todo cuando la situación de la familia –según cuentan – enfrenta problemas como “la delincuencia, la violencia doméstica, los padres solteros y ausentes, el aumento de las tasas de separaciones y divorcios, la influencia de las redes sociales, la ideología de género, la pornografía y los hogares de bajos ingresos”.

Problemas “similares que en otros lugares del mundo”, por tanto, la Iglesia de Antillas, en medio de estas adversidades, “continúa adelante con su trabajo pastoral con familias y voluntarios comprometidos a través de la gracia de Dios”.

Tomado de ADN CELAM

 

 

Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Últmos Articulos